Decisiones

Buscándole la cosquilla agrícola a mi trabajo periodístico le dije a un profe: “Hágame el favor, necesito entrevistar a alguna estudiante de una especialidad relacionada con la agricultura”.

Y la trajo. Era la graduación de bachilleres técnicos en un Instituto y se suponía que la egresada sería la interrogada ideal.

“Yo hice mis prácticas en el central Batalla de las Guásimas, me gustaba el trabajo en el laboratorio y hasta me puse casco, había mucho ruido en la fábrica. Lo que más me gustó era encontrar el punto del azúcar”, confesó la joven de 18 años, mientras yo hacía de taquígrafo.

“¿Bueno, y ahora vas a trabajar en el central?”, le pregunté off the record, mientras rumiaba mi entrevista para la tele, pensando que iba a dar tremendo palo periodístico.

“Nooooooooo, ahora soy secretaria en una empresa de ganado menor”, concluyó la muchacha y ahí mismo se me jodió la interview.

Entonces el material –todavía en mi mente- devino comentario. Fui donde una fuente autorizada y me lanzó un “¡ay mijo!”, además de explicar que cada año, por cada estudiante, el Estado invierte recursos en base material de estudio, base material de vida, transportación, alimentación, salario del profesor, electricidad, combustible y otros consumos.

“La mayoría de los jóvenes que culminan sus estudios aquí se van a otras empresas, casi siempre porque hacen mejores ofertas. Otros cumplen su servicio social o el servicio militar. Tener un título en ocasiones es un regalo para sus padres y para algunos esta escuela es solo un trampolín”.

La muchacha que entrevisté me dijo que no estaba dispuesta a trasladarse 22 kilómetros al central en activo del municipio, pues el que le quedaba cerca estaba paralizado y a ella le iba muy bien en su puesto que obtuvo luego de cuatro años de formación en la carrera Fabricación de Azúcar, la misma que estudiaron otros 16 compañeros.

Al cierre de mi “infructuoso” diálogo con la joven, entré al paraninfo donde iba a comenzar la ceremonia de graduación. El director comenzaba su informe con el texto “otra vez logramos el propósito de nuestra Revolución socialista”, y yo recordaba mi experiencia personal, al tiempo que meditaba cuál sería el enfoque de esta cuartilla.

(PD: El que escribe estudió cuatro años Técnico Medio en Construcción Civil. Precisamente cuando terminé, a los 18 años, solo había plaza de “retranquero” o guardafrenos, un oficio que consiste en hacer señas con faroles a los que conducen los trenes en los ferrocarriles. No “ejercí”. De ahí pasé el servicio militar, etcétera, etcétera, etcétera. Ahora ha llovido mucho y soy periodista. No creo que haya sido un ingrato por mi decisión, tampoco lo fue la muchacha entrevistada de esta historia. ¿Usted qué dice?)

Lea además: Pluriempleo

Anuncios

Una respuesta to “Decisiones”

  1. Froilán Says:

    Esto es bastante cierto y muy común en los días de hoy. Mírame a mi por ejemplo: siempre quise ser periodista, cundo me presento a las pruebas de ingreso, solamente un puto punto, no me lo permitió, después de eso, me di a conocer por toda Cuba, Haciendo cuanta prueba de aptitud se anunciara: Arquitectura, Teatrología en La Habana y Teatro en Bayamo las dos del ISA, comunicación audiovisual, en fin que no me quedó prueba en que presentarme, para que al final me dieran la maldita contabilidad, pero que se le va a hacer. Hoy en día, gracias a la tenacidad y por estar en todo, soy locutor de una emisora de Radio y ejerzo como periodistas.
    Nada que como dice el dicho:
    La yagua que está para ti, no hay vaca que se la coma.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: