Archivo para enero, 2011

La fibra de un atasco

Posted in Prensa non grata on 29 enero, 2011 by kikevertientes

Tomado de Juventud Rebelde, edición digital.

El caso que cuenta en su carta Lázaro Hernández (Calle B No.2, entre 1ra. y 2da., tientes, Camagüey) bien podría ser de esos que requieren una coordinación estatal y la buena voluntad para viabilizar el desarrollo y éxito del trabajo por cuenta propia en como lo pide la dirección del país. Lázaro tiene licencia como productor de vinculado a Industrias Locales de su pueblo. Sigue leyendo

Anuncios

Un farolero en el mundo

Posted in Desapolillando archivos de la Universidad on 26 enero, 2011 by kikevertientes

Escrito por Laura María Hevia Genaro, estudiante de Periodismo.

Hay personas que se hacen notar más por sus palabras y actos que por su apariencia; son como esa brisa fresca que no se ve pero toca el rostro con ternura inigualable. También hay seres que sin proponérselo resultan extraordinarios, y tanto lo son, que no es ni siquiera su vida la más alegre ni su talento el más conocido. Sigue leyendo

Había una vez, hace treinta y pico de años, en un pueblito conocido por Vertientes…

Posted in Bitácora del nostálgico on 24 enero, 2011 by kikevertientes

Imagínese que este párrafo no existe y que tienes la oportunidad para enriquecer el texto a partir del título. Hazlo a través de la opción de comentar, mientras brindo por mi cumpleaños. Ah, y ¡muchas gracias!

Física o Química

Posted in Bitácora del nostálgico on 21 enero, 2011 by kikevertientes
Para Annette, que compartió conmigo mi experiencia docente más cercana, para Nadeska, que todavía me dice “profe Luis” y para Sandy, que ayer se hizo Doctor.  

No es el glamour de Olimpia, la belleza de Irene o las putas adicciones que se generan en el colegio Zurbarán lo que me tienen enganchado.

Sigue leyendo

Del fermoso encuentro del UniversitariO en Las Tunas y otras (pocas) nostalgias al pie de la cama

Posted in Bitácora del nostálgico on 16 enero, 2011 by kikevertientes

Escrito por Eric Caraballoso Díaz (Foto: István Ojeda Bello)

Que conste que esto es una encerrona. Acabo de levantarme de la cama, a pocas horas de partir para Santiago de Cuba, y Luis Enrique me repite su orden inapelable. Quiere que escriba algo sobre el encuentro acerca del periódico estudiantil UniversitariO –así, con O mayúscula al final-, que acabamos de celebrar en la ciudad de Las Tunas. Sigue leyendo