¡Ay, Enrique!

En la esquina de la heladería Coppelia, en la ciudad de La Habana, una mujer detuvo al escritor y periodista cubano Enrique Nuñez Rodríguez y  de repente dijo “déjeme besar esas manos que me hacen reír. Con tantos problemas que hay en la vida Usted me hace reír”

A la distancia del tiempo, me pregunto: ¿a quién besarle las manos hoy día?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: